admin No hay comentarios
5 (100%) 1 vote

Antes de hablar de indemnización es de mucha importancia estar informados en cuanto al despido procedente y cuales según la ley pueden ser sus causas.

 

El despido procedente es aquel que se lleva a cabo cuando el empleador o empresario tiene motivos que lo han llevado a tomar esa decisión y prescindir del trabajador, normalmente es debido a algún incumplimiento grave y voluntario por parte del empleado. La razón principal del despido procedente es la distensión de la relación laboral entre la empresa y el empleado. Sin embargo el empleador debe tomar en cuanta algunos puntos para que esta sea legal; El despido debe ser notificado por escrito, informando los motivos que llevaron a tomar esta decisión, así como la fecha y el lugar del mismo.

 

Para que el despido se considere procedente los motivos y causas son de mucha importancia, para ello la empresa debe estar consciente de los regulados en la ley.

 

Al respecto la Ley, específicamente el artículo 54, muestra algunas razones por las que el empleador puede despedir al trabajador.

 

Indemnización por Despido Procedente

 

 

Razones por las que el trabajador puede ser despedido

 

Inasistencias o Falta de puntualidad en el trabajo de manera repetitiva e injustificada: Se considera que a partir de tres faltas de asistencia al mes y de manera injustificadas, se contempla como incumplimiento. De igual modo la falta de puntualidad den forma constante también entra en este rango de incumplimiento y es penado con la misma severidad.

 

Indisciplina o Desacato: Implica plena desobediencia a las normas de la empresa o a cualquier desacato de las directrices dadas. El incumplir con las órdenes dadas es motivo para cortar la relación laboral. Sin embargo el trabajador está en su derecho de negarse a cumplir una orden que viole las leyes, en este caso habrá que evaluar el asunto pues no todas las desobediencias terminan en despido.

 

Agredir verbal o físicamente al empleador o a cualquier otro trabajador: Si el comportamiento del trabajador pone en peligro la salud, integridad y seguridad de algún otro trabajador, bien sea de manera verbal o física, es un acto grave que trae como consecuencia la exclusión del empleo.

 

Abusar de la confianza, Robo o Fraude: Este tipo de conducta repercute en la confianza que pueda tener el empresario en su trabajador, incluso si genera pérdidas a la empresa. La mala conducta no solo afecta la confianza que le tienen, trae como consecuencia el despido justificado. Por ejemplo si el empleado está en un puesto de confianza, como una caja registradora, y se ha extraviado dinero de la misma; esto es una falta grave.

 

Disminución del rendimiento de manera voluntaria y continua: En este punto entra la falta de negligencia, si el empleado no está haciendo su trabajo de manera efectiva y en su totalidad esto trae consecuencias para la empresa, como la pérdida de tiempo, productividad y dinero. Si la productividad y rendimiento del trabajador han disminuido drásticamente y forma voluntaria se considera una razón para prescindir de él.

 

Uso de drogas y alcohol en el trabajo: El uso de estas sustancias altera gravemente el desempeño del trabajador, siendo perjudicial su comportamiento.

 

Acosar y Discriminar a compañeros de trabajo: Es el trato hostil y discriminatorio que se les da a compañeros laborales. El acoso es el fenómeno que más afecta las relaciones laborales, perjudicando y afectando a la otra parte tanto de manera emocional, moral y laboral.

 

Despido por causas objetivas o Colectivo: El despido procedente se puede deber también a un despido colectivo, donde las causas fundamentales son de tipo económicas, de producción o de organización. O los motivos son ajenos a la conducta del trabajador.

 

¿En que circunstancia hay Indemnización por Despido Procedente?

 

La indemnización laboral es pagar los daños por algún agravio ocurrido, cuando hay un despido laboral se hace una compensación económica debido a algún perjuicio de índole laboral.

 

El despido puede ser disciplinario, colectivo o por causas ajenas. Cuando es disciplinario, es decir, el trabajador a incumplido gravemente, no se paga ninguna indemnización. En este caso no tiene ningún derecho a cobro pues su comportamiento fue voluntario. Mas cuando el despido sea por causas objetivas o colectivas si se realiza una indemnización de 20 días por cada año de trabajo, resultando en un máximo de 12 mensualidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.