admin No hay comentarios
5 (100%) 1 vote

Asistencia para desempleados en estado de carencia económica y que tengan  dificultades graves para entrar de nuevo al mercado laboral.

Para optar por la RAI se exige disponer de ciertas condiciones, a continuación algunos requisitos para recibir  esta ayuda.

Requisitos generales para solicitar la RAI

Para poder recibir esta ayuda debe estar obligatoriamente en una de estas cuatro situaciones:

  1. Parados de larga duración mayores de 45 años.
  2. Emigrantes devueltosmayores de 45 años.
  3. Víctimas de violencia de género o doméstica.
  4. Personas con discapacidad igual o superior al 33%
  5.  

 

Además:

  • Estar en el momento desempleado e inscrito como demandante de empleo y suscribir el compromiso de actividad.
  • Ser menor de 65 años.
  • No poseer ingresos propios mayores a 491,40 € mensuales.
  • Que la sumatoria de los ingresos mensuales obtenidos por los miembros de su familia inmediata no supere 491,40 € mensuales. Para determinar esto se sigue una fórmula: se dividen los ingresos totales de la familia entre el número de miembros. Con la familia nos referimos al solicitante, su cónyuge e hijos menores de 26 años o mayores con discapacidad.
  • No haber cobrado Renta Activa de InserciónRAI–  en los 365 días antes de la  solicitud de inclusión al programa. A excepción de víctimas de violencia género o doméstica, personas con discapacidad, que pueden pedir RAI tres años seguidos. El  grueso de solicitantes (desempleados de larga duración  y emigrantes retornados) no pueden pedir la RAI dos años seguidos.
  • No ser beneficiario de tres Rentas Activas de Inserción anteriores.  La RAI se puede cobrar máximo tres anualidades.

 

Requisitos adicionales para cada grupo

Además de los requisitos generales, se deben cumplir los siguientes requisitos específicos, dependiendo del grupo que acceda a la RAI.

Grupo: Desempleados de larga duración mayores de 45 años

  • Tener 45 años de edad o mayor.
  • Haber obtenido anteriormente prestaciones contributivas por paro, es decir, haber cobrado las prestaciones por desempleo antes de pedir la RAI. Se toman en cuenta solo prestaciones devengadas desde octubre de 1980.
  • No tener derecho a otros subsidios por paro o a la renta agraria.  La RAI es la postrema de las opciones.
  • Estar suscrito ininterrumpidamente en la oficina de empleo como solicitante de trabajo durante 12 meses o más.
  • Un mes antes de solicitar la RAI, debe efectuar las gestiones de búsqueda vigorosa de empleo.

 

Grupo: Emigrantes retornados mayores de 45 años

  • Tener 45 o más años de edad.
  • Haber laborado por lo menos 6 meses en el extranjero desde la última salida de España y haber vuelto en los 12 meses previos a la solicitud.

 

Grupo: Víctimas de violencia doméstica o de género

Avalar la condición de víctima de violencia de género o de violencia doméstica mediante certificación de los Servicios Sociales de la Administración pertinente o del centro de recepción de la víctima, por informe del Ministerio Fiscal, resolución judicial u orden de protección.

 

 Grupo: Personas con discapacidad igual o superior al 33%

  • Haber consumido previamente una prestación contributiva por paro, es decir, haber devengado antes el paro antes de solicitar la RAI. Se toma en cuenta las prestaciones recibidas a partir de octubre de 1980.
  • Tener demostrado un grado de discapacidad equivalente o superior al 33%, o ser pensionado por incapacidad.
  • Estar suscrito ininterrumpidamente en la oficina de trabajo como solicitante de empleo durante 12 meses o más. Se estima que la solicitud se interrumpe y se pone a cero el contador de antigüedad si sucede esto :
  • Se ha laborado 90 días o más en el año previo a la fecha de solicitud.
  • Se ha viajado al extranjero, por cualquier razón y lapso de tiempo.
    En los casos de paralización de la demanda se requerirá un periodo de 12 meses ininterrumpido desde la nueva inscripción.
  • En el mes previo a la solicitud de la RAI, debe efectuar vigorosamente las acciones de búsqueda de empleo.

Obligaciones y sanciones de la RAI

La RAI dispone de un régimen de obligaciones y sanciones mucho más exigente que el resto de subsidios y ayudas. Si se quebrantan las obligaciones, se expulsa del programa, es decir, se pierde la ayuda de todo el año.

En la RAI es elemental seguir renovando la demanda de trabajo, no dejando de sellar nunca la tarjeta del paro. Un descuido en esta obligación conlleva una sanción que implica la pérdida completa de esta extraordinaria ayuda.

Existen sanciones si se dejan de reunir los requisitos, por ejemplo al empezar a trabajar y seguir cobrando la RAI. Es obligación de la persona comunicar a la oficina de empleo que ya no se llenan los requisitos.

La RAI es otra de las disposiciones gubernamentales previstas para la ayuda social, trae beneficios tangibles a quienes la solicitan. Esta asistencia social para desempleados es la más exigente, pero es vital para ayudar a quienes son amparados por ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.